Camins


Con los ojos cerrados, como presintiendo que horrible es el mundo que vamos a ver, con el llanto en los labios, como lamentando llegar a una tierra que buena no es, con las manos cerradas, como preparados a dar duros golpes, morir o vencer, con la piel arrugada, como fiel presagio del día que llegue la dura vejez, amarrados a un cuerpo, para que sepamos que el hombre no puede a su antojo correr, arañando y buscando, la leche de un pecho con hambre, con ansia y con sed. Así nacemos, yo, tú, ese y aquél…
Anuncios

Un pensamiento en “Camins

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s